martes, 19 de octubre de 2010

resumen del ecosistema acuatico

¿Qué es el ciclo del agua?

El ciclo del agua o ciclo hidrológico es el movimiento cíclico constante que experimenta el agua entre los distintos lugares donde se encuentra almacenada, desde la atmósfera a los océanos o las tierras y su vuelta de nuevo a la atmósfera, después de haber sido utilizada por los organismos vivos en sus procesos metabólicos.
El movimiento del agua: ¿Cómo se produce el ciclo del agua?
Las fuerzas que mueven el ciclo del agua son la energía solar y la circulación del aire en la atmósfera. La energia solar es la que determina que el agua se evapore y las corrientes circulatorias las que llevan el vapor de agua atmosférico a todos los lugares de la Tierra.
El ciclo del agua se inicia con el proceso de evaporación de agua de la Biosfera. La proporción mayor de agua evaporada es de origen marítimo. Un 97.2 % procede de los mares u océanos. Un 2 % procede del hielo evaporado en los casquetes polares. El resto ( menos del 1 %) procede de los ecosistemas terrestres, como ríos, lagos, lagunas, embalses, humedad del suelo, etc. Las plantas y los animales tambíen expulsan agua en el proceso de respiración. Las plantas representan una aportación bastante grande y superior a los animales.
Una vez en la atmósfera, el agua se condensa por disminución de temperatura formando nubes. Este proceso se llama condensación. Cuando el grado de condensación es muy elevado, se precipita hacia la tierra en forma de lluvia, en un proceso llamado precipitación.
Si la condensación se produce a ras de suelo, se origina el rocío, esas pequeñas gotas brillantes que se depositan sobre la tierra y las plantas en los días frescos. El rocío se forma cuando se hiela el vapor de agua cercano a la superficie terrestre y se produce porque el suelo esta más frío que la atmósfera. Otras veces se pasa directamente del vapor de agua a nieve, granizo. La nieve se forma cuando se hiela el vapor de agua atmosférico y se precipita sobre el mar o la tierra. El granizo está formado por gotas de agua que se congelan en el aire y caen sobre el mar o sobre la tierra.
La mayor parte de las precipitaciones en forma de lluvia se producen sobre el mar, de manera que, en este caso, se cierra el ciclo, volviendo el agua al lugar donde partió. Sin embargo, una porción menor de agua se precipita sobre la tierra de manera que el ciclo se hace más complejo. La mayor parte del agua caída sobre la tierra discurre sobre la superficie de la misma ( escorrentía ), formando torrentes o ríos que van a parar a otros ríos y, finalmente al mar.
Otra parte del agua precipitada forma lagos o penetra en el interior de la tierra empapando el suelo o formando aguas subterráneas. Este proceso se conoce como infiltración. Muchas de estas aguas subterráneas forman ríos bajo tierra que también van a parar al mar; otras quedan almacenadas en forma de reservas subterráneas, llamadas acuíferos, que van alimentando fuentes o ríos o surgen en lugares más bajos en forma de lagos o lagunas.
Una gran parte del agua que empapa el suelo es absorbida por las plantas. Los animales también consumen agua, tomándola de los ríos, lagos, pantanos o de los pozos que se nutren de los acuíferos. Animales y plantas utilizan este líquido en sus procesos metabólicos y después, a través de la respiración de unos y otros vuelve de nuevo a la atmósfera.
¿Qué es un ecosistema?

Un sistema ecológico o ecosistema es una unidad básica de la ecología. Se define como un conjunto de relaciones entre un conjunto de seres vivos dentro de un medio físico en el que habitan. Por lo tanto un ecosistema esta formado por elementos inamimados o abióticos ( agua, minerales, luz solar, clima, etc) y un conjunto de elementos animados o bióticos ( plantas, animales, bacterias, algas, etc) y de que manera estos se relacionan, como fluye la energía y los materiales dentro de él. El medio físico se conoce como biotopo y el conjunto de seres vivos que el viven se llama biocenosis.
Cualquier ecosistema es una unidad con sentido propio pero abierta a otros ecosistemas más amplios con los cuales se relaciona. Todos ellos estarían integrados dentro de un ecosistema común llamado Biosfera que afecta a todo el planeta Tierra. Así, por ejemplo, podemos considerar un ecosistema formado por los elementos animados que se encuentran en un lago, integrado dentro de un ecosistema mayor formado por un bosque de encinas ,a su vez integrado dentro de un bosque mediterráneo que constituye un ecosistema parcial de todo el ecosistema de la Tierra.

Existen fundamentalmente tres tipos de ecosistemas:

- Ecosistemas acuáticos: son aquellos que se dan en el agua. La principal ventaja de los ecosistemas acuáticos es su menor dependencia con respecto a la temperatura. En un ecosistema terrestre la temperatura constituye un factor limitante, Mientras que el agua la temperatura tiene un valor más uniforme y no limita tanto la permanencia de los individuos.
Las principales desventajas de los ecosistemas acuáticos son la falta de nutrientes , la falta de oxígeno y la falta de luz a medida que aumenta la profundidad.
- Ecosistemas aéreos: Los ecosistemas aéreos son considerados como ecosistemas de transición dado que los individuos que lo integran no pueden estar en él de una manera permanente. Tienen que descender al suelo para buscar nutrientes, descansar, procrear, etc. Por este motivo, algunos especialistas los integran dentro de los ecosistemas terrestres.
- Ecosistemas terrestres: Los ecosistemas terrestres presentan una variedad mayor que el resto de ecosistemas dado que son muchos los factores que limitan las especies que en ellos habitan. Entre los principales factores condicionantes tenemos el clima , la geografía, la composición del suelo, etc. Todos estos factores han producido una gran variedad de ecozonas o regiones biogeográficas en donde los elementos animados e inamimados presentan sus características peculiares.
Las especies se han adaptado a los ecosistemas desarrollando unas características que les permiten vivir en los mismos. Así, por ejemplo, entre las adaptaciones de los animales podíamos mencionar el desarrollo de unas extremidades adecuadas que les permiten el movimiento.
Las plantas no necesitan moverse pero han desarrollado tallos que les permiten sosternerse en el medio. En el caso de los árboles estos se llaman troncos y pueden proporcionar a estas plantas una dimensiones enormes. ( Otros ejemplos de adaptación vegetal)

Muchos depredadores han desarrollado extremidades largas y potentes para cazar sus presas, como el guepardo, el animal más veloz sobre los ecosistemas terrestres, que puede alcanzar unos 110 km/h
Características de los ecosistemas

Dinamismo del ecosistema

Los ecosistemas son unidades dinámicas, sometidas a continuos cambios que afectan tanto a los elementos bióticos como a los abióticos. Cuando se produce algún cambio en un factor ambiental o biológico el ecosistema en conjunto tiende equilibrarlo mediante una vuelta a su estado natural o una equivalente. Existen tres posibles tipos de cambios dentro de un ecosistema:
- Sucesión: Se trata de un proceso de cambio que afecta a los elementos vivos de un ecosistema para conseguir lo que se conoce como clímax. Se considera clímax. el estado de equilibrio al que se llega después de todos estos cambios. El clímax. no supone necesariamente una vuelta a la situación original. Así, por ejemplo, después de un incendio en un bosque, se produce una sucesión de diferentes plantas hasta que se consiga llegar a la vegetación climática que puede ser un bosque con los árboles originales u otra forma de vegetación, puesto que la sucesión depende de otros factores como la lluvia , el suelo, la temperatura, etc.
- Ritmos: Los ritmos son transformaciones periódicas que se producen en los elementos bióticos de un ecosistema por acción de factores internos o externos. Por ejemplo, un árbol de bosque templado no consigue igual producción de materia orgánica en verano que en invierno.
- Fluctuaciones: Son las irregularidades o cambios que se producen con respecto a lo que sería un valor normal. Por ejemplo una menor disponibilidad de alimentos, fruto de una sequía puntual, llevaría a una menor producción de crías en muchos animales.

Hábitat y nicho ecológico

Se considera hábitat el medio físico en el cual un organismo puede encontrar las condiciones adecuadas para vivir y reproducirse. Se dice que el organismo esta adaptado a este hábitat concreto. Existen organismos muy especializado a un determinado hábitat, que no son capaces de vivir sin las condiciones del mismo. Otros individuos no están tan especializados y son capaces de vivir en hábitats más amplios.
Por ejemplo el rododendro ( Rhododendrum ferrugineum) necesita vivir sobre suelos ácidos y en clima frío , mientras que el pino silvestre o pino rojo ( Pinus sylvestris ) es indiferente al suelo y soporta un rango mayor de temperaturas. De ahí que el hábitat del pino sea más extenso que el del rododendro.
Para encontrar el primero deberemos subir por encima de los 1600 metros y sobre suelos ácidos en hábitats tan concretos como abetales, pinares de pino rojo o pino negro o matorrales de ericáceas. El pino silvestre es capaz de vivir entre los 500 y los 2400 metros de altitud aunque también pueden encontrarse ejemplares a partir de unos 200 metros. Lo encontraremos en la alta montaña junto con abetos, pinos negros, brezos, gayubas o rododendros, etc, pero también lo encontraremos en tierras menos elevadas junto a diferentes especies de robles, pino carrasco y arbustos como el boj, la. Si nos vamos al norte de Europa veremos pinos silvestres desde el nivel del mar.

Si el hábitat expresa el lugar donde una especie podría vivir, el nicho ecológico expresa el el espacio de hábitat que la especie ocupa realmente. Se trata de la función que cada una de las especies desempeña dentro de un hábitat concreto. Por ejemplo, un búho presenta el nicho ecológico de las aves que viven en un bosque y se alimenta por la noche. Su nicho ecológico es diferente al del águila que vive en el mismo hábitat pero se alimenta de día.
La existencia de diferentes nichos dentro de un mismo hábitat posibilita la convivencia entre las diferentes especies que lo hábitat No obstante los nichos individuales pueden mantener una competencia entre ellos por el uso de los recursos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada